Perrito no se puede mover después de comerse el pavo navideño completo de su familia

En la víspera de Navidad, un perro codicioso llamado Bubba se coló en la cocina y se comió en secreto el pavo entero. El dueño del perro travieso, David Barrett, de Prestwick, South Ayrshire, se dio cuenta de lo que sucedió solo cuando vio al perrito colapsar en el suelo. Bubba estaba tan hinchado que hizo que el Chi Apso (una mezcla entre Chihuahua y Lhasa Apso) no pudiera moverse.

La mascota de la familia solo dejó una pequeña porción de la cena de Navidad, pero no fue suficiente para alimentar a los Barrett. El dueño del canino decidió compartir la divertida historia en Twitter.

Afortunadamente, la cena de Navidad se salvó cuando la familia consiguió que los parientes trajeran otro pavo. Y en cuanto a Bubba ... Su dueño está preparando una nueva dieta para perros justo después del Año Nuevo.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA

LO MÁS POPULAR