Mujer llega a casa y encuentra a un extraño peludo durmiendo en su sofá

A principios de esta semana, una mujer llegó a su casa en Hagen, Alemania, y notó que algo no estaba bien. Sus muebles estaban esparcidos a izquierda y derecha en un aparente saqueo.

De hecho, su lugar ahora era una pocilga.

Literalmente.

Resulta que, mientras la mujer estaba fuera, un jabalí de alguna manera logró entrar a su casa, donde se puso bastante cómodo. Después de dar vueltas al lugar, tal vez en busca de un refrigerio, el intruso se acomodó para tomar una siesta en el sofá.

Al ver a su nuevo compañero de casa desordenado, la mujer se sorprendió, por decir lo menos.

“[Ella] rápidamente cerró la puerta y llamó a la policía”, escribió la policía de Hagen, describiendo la situación como “realmente increíble”.

La estancia acogedora del jabalí no duraría mucho.

Afortunadamente, cuando llegó la policía, pudieron persuadir al jabalí, que se estima pesaba alrededor de 60 kg, para que volviera a salir.

“[Él] encontró su camino ileso sobre una cerca, de regreso a la naturaleza”, escribió la policía.

Y con eso, el jabalí pronto volvió a donde pertenecía, aunque más descansado que antes.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA

LO MÁS POPULAR