El perro más viejo en el rescate recibe una linda fiesta de cumpleaños número 23

Desde su nacimiento en 1999, Bully ha vivido cinco presidencias, el lanzamiento del primer iPhone, el auge de las redes sociales y muchos más eventos históricos, pero probablemente el chihuahua no pueda contarte ninguno de ellos.

Pero cuando el pequeño perro cumplió recientemente 23 años, sus dueños celebraron el hito organizando una fiesta que recordará en los años venideros.

Bully pasó los primeros 21 años de su vida con una familia amorosa, disfrutando de la compañía de sus humanos, jugando al aire libre y corriendo en el parque local. Cuando su anciano dueño ya no pudo cuidarlo, el perrito super viejito encontró su camino hacia The Mr. Mo Project, un rescate para perros mayores dirigido por Chris Hughes y su esposa.

Su antiguo dueño describió a Bully como un "perro grande en el cuerpo de un perro pequeño", y Hughes descubrió rápidamente que, a pesar de la avanzada edad de Bully, no había cambiado ni un poco.

“Bully es luchador, travieso, dulce, independiente, gentil, tranquilo y tiene un ladrido de viejito”, dijo Hughes. “Incluso a su edad, le gusta tratar de empujar a otro de nuestros chihuahuas”.

Ahora que Bully es mayor, necesita más descanso que el cachorro promedio. “A Bully le encanta dormir y se ha ganado ese derecho”, dijo Hughes. “Se queda dormido absolutamente en cualquier lugar, a veces en el medio del piso de la cocina, en un orinal o en la cama más grande y cómoda de la esquina”.

Para la fiesta de cumpleaños de Bully, la familia Hughes decoró su casa en honor al perrito y le dieron las dos cosas que más ama en el mundo: golosinas y una siesta. “No tiene demasiados dientes, así que conseguimos una galleta blanda y la desmenuzamos para que la disfrutara”, dijo Hughes. “Realmente disfruta dormir, así que ese es el mejor regalo para darle”.

Hughes se asegura de que todos los perros mayores a su cargo se sientan especiales organizando fiestas para conmemorar todos los eventos posibles con ellos.

“Tratamos de celebrar todas las cosas grandiosas que suceden en nuestro hogar”, dijo Hughes. “Celebramos cuando los perros terminan los tratamientos de quimioterapia, los cumpleaños, las adopciones y se sabe que tienen Navidad en julio si creemos que alguien no llegará hasta Navidad”.

Gracias a la familia Hughes, Bully tendrá muchas más celebraciones que esperar. Y a la edad de 23 años, se lo ha ganado.

Comentarios

LO MÁS SUAVE