Policía amable ayuda a perro varado durante ola de calor y termina adoptándolo

La semana pasada, en un día de calor abrasador en Tennessee, Kaye Fiorello conducía por una carretera cuando vio a un oficial de la patrulla de carreteras estacionado justo al lado de la carretera. Ella no pensó mucho en eso en ese momento, pero resultó ser algo muy bueno para notar.

Continuando su camino, Fiorello vio algo más que la hizo detenerse.

“Alrededor de un kilometro más adelante, la cabeza de este pequeño perro apareció al costado del camino”, dijo Fiorello. “Parecía que había estado allí por algún tiempo”.

Fiorello quería obtener ayuda para el cachorro varado, y sabía exactamente dónde encontrarla.

Pensando en el oficial que había visto, Fiorello dio la vuelta con su auto y se dirigió de regreso por donde había venido. Se detuvo junto al oficial y le contó sobre el perro, sin darse cuenta entonces, con ese intercambio, cambiaría la vida de ambos para siempre.

“Preguntó dónde estaba y salió tras el perrito”, dijo Fiorello. “Lo seguí, señalando el área”.

Al llegar al lugar, notaron que el perro parecía estar herido y asustado. Al principio desconfiaba del acercamiento del oficial, pero él le trajo agua y comida en un intento de ganarse su confianza. Pero no se detuvo ahí.

Después de pedir ayuda al control de animales, se sentó al lado del cachorro, sosteniendo un paraguas para protegerlo del sol abrasador.

Al ver su dedicación al perro, Fiorello se conmovió profundamente.

“Me dijo: ‘Me voy a sentar aquí hasta que confíe en mí'”, dijo Fiorrello, y agregó que el perro parecía sentir el buen corazón del policía. “Parecía dar un suspiro de perro feliz. Y esos ojos de ciervo. Se conectaron. Fue poderoso".

Y resulta que esta conexión no sería fugaz.

Fiorello tuvo que continuar su camino antes de que llegaran los refuerzos, pero luego se enteró de que el perro fue rescatado con éxito y llevado al veterinario para recibir tratamiento. Sufría de una fractura de cadera, pero no era algo que tuviera que enfrentar solo.

El oficial también estaría a su lado en esa parte.

Una semana después de que el cachorro fuera encontrado al borde de la carretera, herido y solo, encontró un hogar. El oficial decidió quedarse con el perrito para siempre.

"¡Adoptada! ¡La consiguió hoy!" dijo Fiorello. "Su nombre es Princess, y se irá del veterinario en un par de semanas".

Para Fiorello, cuyo instinto de buscar ayuda para el cachorro herido culminó en que el mundo del cachorro cambiara para siempre, el final feliz de Princess no podría haber sido más perfecto.

"Era como estaba destinado a ser", dijo.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA