Familia le pone un cono al peluche de su perrito enfermo para que no se sienta solo

Zep ha estado con su familia desde que era solo un cachorro y es uno de los perros más felices y tontos, a pesar de los muchos problemas que ha enfrentado a lo largo de su vida. El perro, que ahora tiene 10 años, fue diagnosticado con cáncer a los 3 años y ha estado lidiando con diferentes tratamientos desde entonces. El cáncer también debilitó su sistema inmunológico, lo que provocó que se enfermara mucho, lo que significa que pasa mucho tiempo usando el cono de la vergüenza.

“Ha tenido que lidiar con muchas cosas en su vida, el pobre muchacho”, dijo Amber Gerick, la madre de Zep. “Se enferma con bastante facilidad. Lo más común que le da es dermatitis. Estará bien un minuto y cubierto al siguiente. Realmente no se enfada demasiado por llevar el cono, ya que está acostumbrado a ello".

Con todas las enfermedades y procedimientos que Zep ha tenido que soportar, ahora es prácticamente un profesional en usar el cono de la vergüenza. Nunca lucha contra eso, y aunque no lo ama exactamente, en este punto, sabe cómo lidiar con eso.

A Zep le encantan los juguetes, y su favorito es un pato de juguete llamado Quackity. Zep adora a Quackity y se acurruca y juega con él todo el tiempo...

… a veces un poco demasiado …

… y el pato amarillo esponjoso parece brindarle mucha comodidad y alegría.

La dueña de Zep sabe cuánto le gustan los juguetes, y cuando tuvo que volver a usar el cono recientemente, decidió sacar un juguete muy especial...

… un juguete que también llevaba puesto el cono de la vergüenza, al igual que Zep.

Gerick había comprado el juguete de peluche Dug en Disney World en su reciente luna de miel, y más tarde se dio cuenta de que sería el compañero perfecto para Zep y podría hacerlo sentir un poco menos solo mientras usaba su cono.

“Lo amo tanto que es ridículo”, dijo Gerick. “Simplemente me hace sonreír todos los días y no sé qué haría sin él”.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA