Perrito baila bajo la lluvia después de pasar 175 días encerrado en un refugio

Cuando los miembros del personal de Forgotten Dogs Rescue sacaron a Rambo de un refugio y lo colocaron con una familia adoptiva, no tenían idea de cuánto amaría la mezcla de pittie la sensación de libertad.

Estaba lloviendo afuera, pero eso no iba a detenerlo. Después de 175 días, Rambo finalmente salió del refugio y estaba tan feliz que comenzó a correr y bailar bajo la lluvia.

“Lloré lágrimas de felicidad cuando su madre adoptiva me envió el video”, dijo Julie Saraceno, voluntaria del refugio. “Ese fue su segundo día en su hogar de acogida, y la alegría absoluta en sus ojos y la sensación de libertad fue maravilloso de ver”.

Cuando Rambo pasó de una pequeña perrera de cemento a un gran patio cubierto de hierba, no podía creer lo que veía.

Puedes revisar ese momento aquí:

El perro joven con hermosos ojos grandes tiene una exuberancia que se nota. Ama a otros perros y gatos, y aunque ciertamente tiene mucha energía, también siempre está dispuesto a acurrucarse en el sofá.

“Es el tipo más dulce con las personas que considera su tripulación”, dijo Saranceno.

Rambo, quien originalmente fue encontrado deambulando por las calles de Kennewick, Washington, como un perro callejero, está trabajando todos los días para volverse más seguro y menos temeroso. A través de su trabajo con un entrenador, ha aprendido a obedecer, a conocer extraños y muchas otras habilidades que lo han convertido en un buen chico.

Una vez que Rambo termine su entrenamiento, estará listo para encontrar posibles candidatos para su hogar permanente, idealmente uno donde haya espacio para que ejercite toda su energía.

Muy pronto, Rambo no tendrá que aprovechar cada oportunidad para salir. Tendrá un patio, y una familia, solo para él.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA