Una paloma sedienta al azar se acerca a un chico para pedirle ayuda

El fin de semana pasado, en un día particularmente caluroso en Turquía, Recep Serçe decidió desafiar el calor para ponerse al día con algunas tareas al aire libre. La primera de ellas fue lavar su auto, así que agarró la manguera y la encendió.

Sin embargo, lo que Serçe no sabía en ese momento era que pronto sería llamado a usarla para un propósito mucho más noble.

Mientras Serçe enjuagaba su vehículo, una paloma al azar apareció de la nada y aterrizó en el capó. El pobre pájaro parecía estar luchando en el clima abrasador. Serçe sintió que estaba pidiendo ayuda.

“Fue como un milagro”, dijo Serçe. “Estaba muy feliz [de recibirla]”.

Y eso nos muestra.

Aquí hay un video de lo que sucedió después:

paloma

Poniendo su tarea en pausa, Serçe ayudó a saciar la sed de la palomita y refrescó sus plumas con un baño. Y efectivamente, con cada momento que pasaba, la fuerza volvía a su cuerpo cansado.

Después de unos minutos, se fue volando, refrescada.

Aunque fue un encuentro breve, seguramente marcó una gran diferencia para la paloma. Serçe, mientras tanto, está agradecido de poder ayudar.

“Es nuestro deber ser humanos”, dijo.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA