Veterinarios salvan la vida de una mamá elefante saltando sobre su pecho para reiniciar su corazón

Este es el momento inspirador en el que se salvó a una madre elefante cuando los veterinarios realizaron RCP saltando sobre su pecho mientras su pequeña hija observaba.

La elefante de 10 años y su bebé se habían resbalado en un desagüe de hormigón en medio de fuertes lluvias en Nakhon Nayok, en el centro de Tailandia, ayer por la tarde.

Una tormenta había mojado y enlodado la hierba, lo que provocó que la pareja cayera en el agujero de 2 metros de profundidad.

La lluvia torrencial del monzón hizo casi imposible recuperar a la pareja, y los veterinarios movilizaron una grúa para sacar a los enormes mamíferos del desagüe.

Pero después de que la madre se golpeó la cabeza y quedó inconsciente, su vida de repente estuvo en peligro.

Un video increíble muestra la gigantesca operación de tres horas para sacar a los elefantes a un lugar seguro y luego salvar a la madre.

El veterinario principal del parque nacional, el Dr. Chananya Kanchanasarak, dijo: "Era imposible acercarse al bebé mientras la madre estaba cerca, así que le dimos tres dosis de tranquilizantes, pero se movió hacia su bebé antes de desmayarse y golpearse la cabeza".

Agregó que la madre "recuperó la conciencia después de haber sido estimulada tanto por mí como por el bebé".

Los guardaparques temían que la madre pidiera ayuda a gritos a la manada de 30 elefantes cercana si se abrían paso para sacar al bebé, por lo que llamaron a los veterinarios.

Un equipo instaló una barrera temporal para evitar que se acercara la manada protectora y potencialmente violenta.

Mientras la madre se desmayaba en el agujero, el elefante bebé, que quedó atrapado la noche anterior, amamantó, lo que alivió un poco a los veterinarios.

Se usó una grúa para sacar a las criaturas del drenaje fangoso antes de que los veterinarios continuaran con su trabajo.

En el momento en que la madre tocó suelo seguro, tres veterinarios se abalanzaron sobre ella para reanimarla y despertarla, ya que el impacto de caer sobre su cabeza podría haberla lastimado.

Afortunadamente, la madre elefante se despertó.

Los guardaparques y los veterinarios abandonaron la escena para permitir que los jumbos se reunieran y se les uniera la enorme manada.

Se vio a guardabosques encantados y veterinarios emocionados viendo a la madre y su bebé desaparecer en el bosque.

El Dr. Chananya agregó: "A pesar de los obstáculos, la madre no se apartó del lado de su bebé".

"Esta experiencia nos tocó el corazón y será uno de los rescates más memorables que hayamos hecho".

El veterinario dijo que "tanto la madre como el bebé están a salvo" y agradeció a la gente por el "arduo trabajo de todas las partes involucradas en el rescate".

Se estima que hay 4.000 elefantes en Tailandia.

Aproximadamente la mitad de estos viven en cautiverio en campamentos de animales, zoológicos y santuarios. El resto se puede encontrar deambulando por los parques nacionales de vida silvestre.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA