Freya, la famosa morsa de Noruega fue sacrificada, personas se negaban a dejarla en paz

La querida Freya, la morsa de Noruega, ha sido sacrificada porque representaba "una amenaza continua para la seguridad humana", confirmaron las autoridades.

Freya se ganó el corazón del público tomando el sol del fiordo de Oslo, subiéndose a los botes y acercándose a los turistas.

Pero a pesar de los repetidos llamamientos al público para que se mantengan alejados de Freya, una hembra joven de 590 kg, el mamífero siguió atrayendo a grandes multitudes.

Las morsas rara vez atacan a los humanos, pero ciertamente son lo suficientemente fuertes como para representar un peligro.

El director de pesca, Frank Bakke-Jensen, dijo: "A través de observaciones en el sitio la semana pasada, quedó claro que el público ha ignorado la recomendación actual de mantener una distancia clara con la morsa".


"Por lo tanto, concluyó la Dirección, la posibilidad de daño potencial a las personas era alta y el bienestar animal no se estaba manteniendo".

"Hemos considerado cuidadosamente todas las soluciones posibles. Llegamos a la conclusión de que no podíamos garantizar el bienestar de los animales por ningún medio disponible".

"Tenemos un gran respeto por el bienestar animal, pero la vida y la seguridad humanas deben tener prioridad".

La operación se llevó a cabo de manera humana.


Freya, cuyo nombre es una referencia a la diosa nórdica de la belleza y el amor, ha sido noticia desde el 17 de julio cuando fue vista por primera vez en las aguas de la capital noruega.

Comentarios

  1. La vida de imbéciles que no la dejan en paz no tiene prioridad sobre la vida de Freya, que jodido asco dan

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

LO MÁS SUAVE