Perrito se vuelve loco después de ver a su mejor amiga por primera vez en 2 años

Peanut era solo un cachorro cuando su hermana humana, Malaika Jaovisidha, se fue a la universidad hace ocho años. No sabía cuándo volvería a verla, y cada día se sentía más largo que el anterior.

Cuando Jaovisidha llegó a casa unos meses después durante las vacaciones, Peanut estaba tan emocionado de ver a su hermana que no podía dejar de besarla.

Jaovisidha hizo viajes de rutina de regreso a casa de su familia en Tailandia mientras estaba en la escuela. Y tan pronto como la veía, Peanut entraba en un frenesí.

“Cada reunión es tan emocionante como la anterior, sin importar si he estado fuera durante una semana o meses”, dijo Jaovisidha. “Pero por lo general nunca [me fui] por más de 4 a 6 meses seguidos”.

Hasta 2020, cuando se implementaron estrictas restricciones de viaje en todo el mundo. Jaovisidha estuvo atrapada en Australia durante más de dos años antes de que finalmente pudiera volar de regreso a casa.

“Honestamente, tenía miedo de que [Peanut] se hubiera olvidado de mí”, dijo Jaovisidha. “Nunca había estado fuera tanto tiempo, así que no sabía qué esperar”.

Cuando llegó el día, Jaovisidha vio a Peanut y su familia en la puerta de llegadas de inmediato. El chihuahua mayor también la vio, pero se dio cuenta de que él no la reconoció por su reacción.

“Todo lo que hizo fue mirarme y mover la cola”, dijo Jaovisidha. “Así es como suele saludar a los extraños que vienen a acariciarlo”.

Puedes ver la reunión de Peanut con Jaovisidha aquí:

Peanut

Pero cuando Jaovisidha habló, Peanut reconoció su voz al instante.

“Lo llamé por su nombre y se puso absolutamente loco”, dijo Jaovisidha. “Empezó a llorar y no podía parar de treparse sobre mí para darme besos”.

Peanut estaba encantado de volver a ver a uno de sus humanos favoritos, tal como siempre lo estaba cada vez que regresaba a casa de la escuela. Ahora, Peanut y Jaovisidha están recuperando el tiempo perdido haciendo todas sus cosas favoritas juntos, como salir a caminar y acurrucarse.

“Extrañaba acurrucarme con él”, dijo Jaovisidha. “Es lo más dulce”.

Comentarios

LO MÁS SUAVE DE LA SEMANA