Perros de refugio ven mantas por primera vez y sus reacciones alegrarán tu corazón

Hay una tradición única en National Mill Dog Rescue (NMDR) cada vez que llega un nuevo grupo de cachorros. "Todos reciben sus primeras mantas", dijo la gerente de redes sociales de NMDR, Melody Kahtava.

Es un momento especial para los perros, quienes son entregados como adultos a NMDR por instalaciones comerciales de cría. Muchos nunca han visto una manta antes, y mucho menos se han acostado sobre una.

“La mayoría de ellos han vivido en jaulas revestidas con fondos de alambre”, dijo Kahtava. “Entonces, cuando se encuentran con estas mantas, realmente no saben qué hacer”.

Un video reciente compartido por NMDR en Facebook muestra a un grupo de 16 perros nuevos mirando sus nuevas mantas por primera vez.

Puedes ver el vídeo aqui:

Este grupo en particular, que llegó a NMDR el 3 de julio, tenía más necesidades médicas que la mayoría de los recién llegados. Algunos tenían problemas en la piel, mientras que otros, como el cocker spaniel marrón al comienzo del video, quedaron ciegos.

Independientemente de sus diferencias, cada perro del grupo tuvo la misma respuesta inicial a sus regalos de bienvenida. Acercaron sus narices a sus mantas nuevas y las olieron con escepticismo.

Según Kahtava, sus reacciones vacilantes son bastante típicas.

“Muchos olfatean con cautela”, dijo Kahtava. “Y algunos simplemente se aferran a ellas como si fuera lo mejor que habían visto en su vida… porque más o menos lo es”.

Después de un tiempo, incluso los cachorros más inseguros terminan tirados en su nueva ropa de cama. Y, mientras no las coman, los perros pueden conservar sus mantas durante su estadía en NMDR.

“Ciertamente aprenden a atesorarlos bastante rápido”, dijo Kahtava. “Se puede ver a la mayoría acurrucándose con ellas de forma rutinaria”.

Cuando llega el momento de ser adoptado, cada perro recibe una manta nueva para llevar a casa. “Es una parte muy especial de nuestro proceso de adopción”, dijo Kahtava.

Las mantas de NMDR provienen de sus generosos seguidores en las redes sociales, quienes continuamente donan para el rescate.

Gracias a su apoyo, cada dulce cachorro que viene a NMDR experimenta su primera manta. Y, eventualmente, podrán quedarse con una para siempre.

Comentarios

LO MÁS SUAVE