Encuentran a cachorro diminuto tirado en un basurero con nada más que su camita

Abandonado en un basurero junto a bolsas de basura y una sandía vieja, un pequeño cachorro negro y marrón estaba sentado pacientemente en su cama para perros. Parecía pasar desapercibido, apenas capaz de asomar la cabeza por encima de la basura.

Afortunadamente, un buen samaritano lo vio y lo denunció a los oficiales ambientales en Spartanburg, Carolina del Sur, quienes acudieron al lugar.

Poco después, el teléfono de la Sociedad Protectora de Animales de Greenville comenzó a sonar.

“Recibimos una llamada preguntando si estaríamos dispuestos a llevarlo”, dijo Rachel Delport, directora ejecutiva de Greenville Humane Society. “Y por supuesto, dijimos que sí”.

Delport estaba decepcionado de que alguien pudiera dejar a un animal indefenso solo en la basura.

“Es triste ver a personas que no toman las medidas necesarias para tratar a los animales de la forma en que deben ser tratados”, dijo.

El cachorro, más tarde llamado Coleman, estaba encantado de estar a salvo con personas que se preocupaban por él. Su personalidad comenzó a brillar: se volvió mucho más vocal, amando cualquier atención que pudiera obtener.

“Una vez que llegó aquí, estaba muy listo para algunos abrazos”, dijo Delport. “Recibió muchos juguetes y atención”.

La sociedad protectora de animales se aseguró de que Coleman tuviera todas las herramientas necesarias para convertirlo en un gran candidato para la adopción e incluso organizó una sesión de fotos para él.

Muy pronto, Coleman estuvo listo para encontrar una familia que lo amaría para siempre, y Delport confía en que encontrará una pronto.

“Ha habido mucho interés, mucha gente llama para preguntar cómo está”, dijo Delport. “La comunidad lo apoya y quiere lo mejor para él”.

Comentarios

LO MÁS SUAVE