Mujer pasa tres días en el hospital después de que su perro le hiciera caca en la cara mientras dormía

Una mujer fue hospitalizada durante tres días después de que su querido perro le hizo caca en la cara mientras dormía.

Amanda Gommo, de Bristol, estaba disfrutando de una de esas buenas siestas de buenas tardes, ya sabes, esas en las que estás fuera de combate y con la boca abierta, y su chihuahua, Belle, decidió unirse a ella.

Pero mientras la mujer de 51 años dormitaba, la pequeña Belle se enfermó y un violento estallido de diarrea despertó a Amanda de su sueño, de la peor manera posible.

"Estaba tomando mi siesta de la tarde con Belle, como siempre lo hago, cuando de repente sentí que algo chorreaba en mi boca", recordó la madre de tres.

"Fue repugnante, y estuve vomitando violentamente durante horas después, simplemente no podía quitarme el sabor de la boca".

La hija de Amanda llevó a Belle al veterinario, y a la cachorra le diagnosticaron un virus estomacal desagradable y le recetaron antibióticos.

Sin embargo, este no fue el final de la terrible experiencia de Amanda; de hecho, estuvo lejos de serlo.

Más tarde ese día, comenzó a mostrar los mismos síntomas que Belle, por lo que llamó a emergencias y enviaron una ambulancia a su casa. Los paramédicos le recetaron analgésicos para los calambres estomacales y le indicaron que bebiera mucha agua para eliminar cualquier posible infección.

Pero después de su visita, sus síntomas empeoraron progresivamente y 48 horas después, los calambres de Amanda se habían extendido por todo el cuerpo.

Luego, la madre de Amanda pidió otra ambulancia, y esta vez la transportaron a la enfermería real de Bristol e inmediatamente la conectaron a un goteo.

Allí, los médicos le diagnosticaron a Amanda una infección gastrointestinal que había pasado a la boca a través de las heces de Belle días antes.

La mantuvieron en observación durante tres días mientras la rehidrataban con electrolitos y glucosa.

Amanda, que tiene la enfermedad de Crohn, dijo: "Desde el momento en que me enfermé hasta que me pusieron el goteo, no pude comer nada."

"Los calambres empeoraron cada vez más hasta que pude sentirlos por todo el cuerpo, incluso en las piernas."

"Enviaron una ambulancia la segunda vez, y estaba tan deshidratada por estar enferma y tener diarrea que mis riñones se habían reducido a la mitad de su tamaño".

"Me mantuvieron en el hospital durante tres días hasta que eliminaron la infección a través de un goteo".

Como era de esperar, su caso fue el primero para los médicos del hospital.

"Mi nota de alta decía que había sufrido una infección gastrointestinal causada por un perro que defecaba en mi boca, algo que los médicos nunca habían presenciado antes", dijo.

"He estado bebiendo mucho té y mucha agua desde que sucedió, y estoy feliz de decir que tanto Belle como yo estamos mejorando".

Amanda dijo: "He perdonado a Belle por su pequeño accidente y todavía la amo con todo mi corazón, pero definitivamente seré más consciente de la posición en la que dormiremos en el futuro".

Comentarios

LO MÁS SUAVE