Cachorro hambriento duerme en la acera hasta que una amable mujer se ofrece a ayudarlo

Cuando Stray Rescue of St. Louis recibió una llamada sobre un perro que dormía en una calle residencial durante una ola de calor, pidieron amablemente a la persona que llamó que les enviara fotos del cachorro para evaluar mejor cómo ayudar.

“La foto que esta persona nos envió mostraba al perro acostado”, dijo Donna Lochmann, directora de salvamento de Stray Rescue de St. Louis. “Era difícil saberlo, pero parecía que podías ver los huesos de su cadera. Así que supe que definitivamente valía la pena echarle un vistazo”.

Lochmann rápidamente se dirigió a la escena pero no pudo encontrar al cachorro. Decidió girar en un callejón en el último minuto, y fue entonces cuando lo vio.

“Lo vi allí, tirado en la calle”, dijo Lochmann. “Estaba acostado en el agua que salía de una canaleta, probablemente para refrescarse porque hacía mucho calor”.

A medida que Lochmann se acercaba, rápidamente se dio cuenta de lo desesperadamente que el perro necesitaba ayuda.

“Cuando llegué al final del callejón, debió haberme escuchado”, dijo Lochmann. “Lo vi levantar la cabeza, mirar a su alrededor y luego dejarla caer sobre la acera como si se hubiera rendido por completo”.

La imagen del perro tirado solo en la calle sin energía ni esperanza para el futuro rompió el corazón de Lochmann.

“Simplemente me mató”, dijo Lochmann. "Me dije a mí misma: 'No hay forma de que deje a este perro aquí'".

Puedes ver el momento en que Lochmann vio al cachorro por primera vez aquí:

Afortunadamente para Lochmann, el perro oprimido no tuvo absolutamente ninguna objeción a ser rescatado. Incluso caminó hasta su jeep sin correa.

“Empecé a hablar con él y le dije: ‘Vamos, amigo… te vamos a ayudar’.

Tan pronto como llegó al auto, el cachorro se sintió como en casa.

“Guardo mantas en la parte trasera del jeep, así que se acostó de inmediato”, dijo Lochmann. “Parecía tan agradecido por el aire acondicionado y un lugar para estar cómodo”.

El dulce perro, a quien más tarde llamaron Curby, disfrutó mucho de lo que el refugio llamó su "viaje por la libertad" hacia un lugar seguro.

“Fue a un hogar de acogida bastante rápido”, dijo Lochmann. “Una pareja vio su video y la esposa le dijo al esposo: ‘Ese perro no debería quedarse en un refugio’. Así que vinieron y lo recogieron”.

A Curby le encanta su nuevo hogar de acogida, donde tiene dos padres muy cariñosos y un hermano perro al que le encanta acurrucarse. Finalmente comenzó a ganar algo de peso y su personalidad realmente comenzó a florecer en su nuevo hogar.

“Sus padres adoptivos están absolutamente enamorados de él”, dijo Lochmann. “Resultó ser el chico más dulce de todos”.

Gracias por ayudar a salvar a un lomito solo por visitar esta página, descubre cómo AQUÍ.

Comentarios

LO MÁS SUAVE