Gato es descubierto en la seguridad del aeropuerto después de colarse en la maleta de un extraño

Un felino astuto trató de tener una pequeña escapada de Acción de Gracias, hasta que fue descubierto por agentes de la TSA.

El gato anaranjado fue descubierto en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York el martes por la mañana después de que un agente vio un cabello anaranjado que sobresalía de la cremallera de la maleta.

Un portavoz de la Administración de Seguridad del Transporte le dijo a The Post que el viajero no sabía que tenía un gato en su equipaje.

La portavoz de la TSA, Lisa Farbstein, dijo en un comunicado que el agente estaba "conmocionado" por el descubrimiento peludo en el equipaje, que había sido registrado y examinado por rayos X.

“El viajero dijo que el gato pertenecía a otra persona en la casa donde se hospedaba”, explicó Farbstein.

En una imagen que acompaña al tuit, mechones de pelo color jengibre sobresalían de la maleta entre los espacios de la cremallera, que se había desabrochado.



Farbstein confirmó que el gato no pertenecía al viajero, pero que ahora estaba de vuelta en el lugar al que pertenecía: "En el lado positivo, el gato está fuera de la maleta y de vuelta a casa a salvo", bromeó.

Mientras tanto, cuando The Post lo localizó, la dueño del gatito dijo que la bola de pelo, llamada "Smells", debe haberse metido en la maleta del invitado de su casa mientras ella estaba en el trabajo. No se dio cuenta de que faltaba el gato atigrado naranja hasta que un funcionario del aeropuerto le llamó por teléfono.

“Un oficial llamó y me preguntó si quería presentar cargos” contra su invitado, Alix, residente de Brooklyn de 37 años, cuyo apellido se ocultó por razones de privacidad, dijo a The Post. “Quería saber si había alguna razón por la que estaba tratando de robar mi gato e irse a Florida”.

Las autoridades estaban listas para calificar al hombre de secuestrador y ponerlo en la lista de exclusión aérea, pero Alix les aseguró que fue un error. “A nuestros gatos les gusta mucho revisar bolsas y cajas y aparentemente uno de ellos se subió a su maleta. Fue solo un accidente”, dijo la propietaria.

Inmediatamente después de recibir la llamada, el prometido de Alix tomó un auto para ir al JFK a rescatar al agotado felino, solo para descubrir que el gato no se había molestado en absoluto por la terrible experiencia.

“Me preocupaba que se asustara, pero ni siquiera estaba maullando en el camino de regreso”, dijo. “Fui a darle algunas golosinas adicionales y actuó como si nada hubiera pasado”.


Comentarios

LO MÁS SUAVE