Mujer se despierta y encuentra un babuino casualmente pasando el rato en su habitación

La otra mañana, mientras estaban de vacaciones en un resort en Sudáfrica, Chichi Makhunga y su amiga tuvieron un encuentro memorable con uno de los lugareños más icónicos de la región.

La verdad es que realmente no tenían muchas opciones en el asunto.

En lugar de despertarse con una alarma o el sol brillando en su habitación, Makhunga y su amiga se despertaron esa mañana por el sonido de un invitado inesperado en su habitación.

“Estábamos durmiendo, y al principio hubo un sonido de arrastre, que ignoramos”, dijo Makhunga. “[Entonces] escuchamos el sonido de vidrios rompiéndose. Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que teníamos un visitante".

Ese visitante sorpresa fue un gran babuino, y uno audaz. En el momento en que Makhunga abrió los ojos, él estaba comiendo casualmente algo de su comida, aparentemente sin inmutarse por la preocupación que podría haber causado su entrada no autorizada:

Makhunga y su amiga permanecieron sorprendentemente serenas cuando se enfrentaron al babuino.

“Por favor, vete”, le pidió Makhunga, educadamente pero con firmeza. Y efectivamente, lo hizo.

Después de quedarse unos momentos más en el patio, echando un último vistazo a las personas cuyos bocadillos había robado, el babuino volvió a su camino, con la barriga un poco más llena por la visita. Fue un encuentro que Makhunga no olvidará pronto, especialmente cuando ella y su amiga se preparan para instalarse por la noche durante el resto de su estadía.

“No cerramos bien la puerta corrediza”, dijo Makhunga. “Y creo que las cortinas también estaban abiertas, así que probablemente vio la comida en el mostrador. ¡Error de novato!”

Comentarios

LO MÁS SUAVE