Perro ciego rescatado de un criadero se salva de la eutanasia gracias a un aro de 'hula hoop'

Un perro ciego fue rescatado de una granja de cachorros y se salvó de la eutanasia gracias en parte a un aro de hula hoop que usa para moverse con seguridad.

Beau, una mezcla de Pomerania, fue rescatado de un criadero de cachorros en Iowa.

El perro y sus hermanos iban a ser sacrificados porque había demasiados para encontrar nuevos hogares y no había suficiente demanda.

El aro es una herramienta para ayudar a los perros con discapacidad visual a moverse, revisar su entorno en busca de posibles obstáculos y determinar si es seguro ir en esa dirección. Es similar a un protector facial que usan los jugadores de fútbol y se sujeta al collar o arnés del perro.


Según un informe de SWNS, después de que Jennifer Tripucka, de 35 años, salvara a Beau, Samantha Hillstrom, de 37 años, lo adoptó y se enamoró de él a través de videollamadas.

Samantha ya tenía un perro ciego llamado Finn y pensó que Beau sería el compañero perfecto.


Las dos mujeres se conocieron a través de largas conversaciones en FaceTime.

"Ella estaba sosteniendo a Nelson, ahora conocido como Beau y yo estaba sosteniendo a Finn y al final de nuestra conversación solo dije 'Tengo que solicitar este perro'".

El Pomerania tenía solo tres meses cuando se mudó con Jennifer a fines de octubre de 2022 y aprendió a usar su aro.

Después de un mes y medio, SWNS informa que se mudó con Samantha y Finn de 13 años, el 1 de diciembre.

Solo 36 horas después de recibir a Beau, Finn murió.

Samantha dijo: "Realmente creo que Finn me trajo a Beau".

"Si nunca hubiera sido la madre de Finn y nunca hubiera aprendido a cuidar a un perro ciego y a Finn, nunca habría podido cuidar de Beau".

"Es una historia trágica y desgarradora y no puedo creer que mi perro haya muerto, pero creo que estas cosas suceden como se supone que deben suceder y es una parte salvaje de la historia".

Samantha le dijo a SWNS que Beau es "maravilloso" y "muy inteligente" y que ha comenzado su entrenamiento.

Está aprendiendo a reconocer las órdenes de Samantha, trazar un mapa del apartamento y asegurarse de saber cómo moverse con eficacia.

Samantha explicó que convertirse en madre de un perro con necesidades especiales le cambió la vida.

"Nunca me propuse adoptar un perro ciego y ciertamente nunca me propuse adoptar dos perros ciegos, pero lo que cualquiera que tenga un perro te dirá es que te cambian la vida y son parte de la familia".

Comentarios

Lo mas Suave🐾💕