Rescatistas no encuentran a anciano perdido en el desierto, así que le piden ayuda a su perro

A fines del mes pasado, cuando Don Gregorio Romero desapareció de su casa en Sonora, México, su familia estaba comprensiblemente preocupada. Se cree que Romero, que tiene 84 años, se alejó en un estado desorientado y luego no pudo encontrar el camino de regreso.

Después de que la búsqueda de su familia por el pueblo resultó infructuosa, se acercaron a las autoridades locales en busca de ayuda.

Pero el héroe de Romero pronto resultaría ser alguien sin ningún tipo de entrenamiento.

Durante días, los equipos de búsqueda y rescate recorrieron la región desértica en busca de cualquier señal de Romero, pero todo fue en vano. Las autoridades incluso contrataron el servicio de perros rastreadores expertos, aunque tampoco pudieron descubrir ninguna pista sobre dónde pudo haber terminado Romero.

Una semana después de la desaparición de Romero, con la esperanza de encontrarlo con vida desvaneciéndose, los rescatistas decidieron acudir a quien mejor lo conoce.

Le pidieron ayuda a su perro, Palomo.

Palomo fue llevado cerca de donde Romero fue visto por última vez una semana antes y, efectivamente, el cachorro entró en acción.

Evidentemente, después de haber captado el olor persistente de su amado dueño, Palomo comenzó a caminar hacia el árido desierto, guiando a los rescatistas en una misión para salvar una vida.

Durante mas de 3 km a través del paisaje inhóspito, el fiel perro siguió su olfato y su corazón. Mientras tanto, los rescatistas esperanzados miraban a cuestas.

“[Palomo] condujo a las autoridades entre cerros, caminos y quebradas, hasta donde estaba don Gregorio”, escribieron funcionarios estatales en Sonora.

El perro de Romero lo había encontrado, exhausto y deshidratado, pero afortunadamente aún con vida.

Los rescatistas luego llevaron a Romero fuera del desierto a un lugar seguro. Pero para todos los presentes, no había dudas sobre a quién agradecer por poner fin a su terrible experiencia.

“¡El héroe de este día se llama Palomo, este cachorro que encontró a su dueño!” Debora Mtz, miembro del grupo de búsqueda, escribió.

Luego, Romero fue llevado a un hospital local para recibir tratamiento por deshidratación y exposición. Allí también se veía claramente la dedicación de Palomo hacia él.

El cachorro permaneció fiel frente a la puerta del hospital, esperando el alta de su mejor amigo.

Aunque muchas personas se unieron en un esfuerzo por encontrar a Romero desaparecido, una declaración sobre el incidente de los funcionarios estatales deja en claro que fue el vínculo que comparte con su cachorro lo que finalmente lo llevó a este final feliz.

"No hay duda del amor que sienten los animales por sus dueños", escribieron los funcionarios. “Pero en el caso de 'El Palomo' […] ese amor fue más allá de lo esperado, pues ayudó a salvar su vida al orientar a los elementos de seguridad y protección civil y a sus familiares a localizar a su amo”.

Comentarios

Publicar un comentario

Lo mas Suave🐾💕